miércoles, 16 de abril de 2014

Ante todo mucha calma (Final de la Copa del Rey de fútbol)

Image: Real Federación Española de Fútbol


Estamos en tiempo de recogimiento, procesiones y devoción. Por las calles de la inmensa mayoría de los pueblos y ciudades de esta España nuestra los pasos religiosos recorren el asfalto otrora ocupado por los coches, despertando las saetas, oraciones o simples inclinaciones de cabeza. Incluso alguna lágrima se le escapa al devoto, presa de la emoción y la clemencia de la meteorología. Casi con el mismo sentimiento, aunque mucho más bullicioso, los cofrades de Fútbol Club Barcelona y Real Madrid afrontan la final de la Copa de Su Majestad el Rey. El enésimo partido del siglo; otro acontecimiento marcado en rojo en las agendas de los hinchas.


miércoles, 26 de marzo de 2014

La política cae en las redes




El debate es tan antiguo como la propia eclosión de todo el ecosistema que nos trajo la web 2.0. Sobre todo esta evolución de la Internet original, más encorsetada y sin ningún tipo de concesión a la participación ciudadana. En aquella Red solamente podían expresar su opinión aquellos que podían costearse ese lujo. El resto leía y discutía en el bar. Fueron los canales de participación social los que abrieron las puertas que tanto tiempo llevaban puestas en el campo, aunque muchos, y hoy hablaré del mundo de la política, todavía tengan puesto el freno de mano en esta materia.


jueves, 13 de marzo de 2014

El hombre que preguntaba por el enemigo



Hoy hubiese cumplido 95 años. Si todavía estuviese con nosotros, con su último aliento seguiría empeñado en hacernos sonreír. Qué complicado es regalar a los demás unos minutos de risa, pero qué gran terapia para cualquiera de los males que nos rondan en esta sociedad más desorientada que nunca. Hacer reír siempre se ha considerado algo menor. Para insultar a alguien seguimos llamándolo payaso. Cuanta ignorancia. Es muy sencillo provocar el llanto en el prójimo. Lo complicado es sacarlo de sus problemas y convocar a la carcajada. Eso sí tiene mérito.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Obama y la movilización a la española



No levantaba más de un metro del suelo, pero lo recuerdo perfectamente. Los coches empapelados de carteles electorales recorrían mi pueblo con la música a todo volumen saliendo de unos altavoces enganchados al techo del vehículo de las formas más extrañas. Canciones de libertad y cambio, promesas de democracia y futuro gracias al voto para unos u otros. Los panfletos con todo ello puesto por escrito para que quedase constancia volaban por las ventanillas, mientras los críos corríamos detrás, recogiendo todos los que podíamos y pidiendo a gritos que dejasen de tirar papeles y pasasen a los caramelos y globos. Así, por la vía rápida.

miércoles, 26 de febrero de 2014

Decorados de una tragedia




Casi siempre llegamos a estos sórdidos lugares a través de imágenes de televisión en las que está sobreimpreso el logotipo de la policía. Otras, porque la gente, cansada del latrocinio, acaba por pegar la patada en la puerta con menos sutileza de la que hubiese querido aquel ministro, y descubre el pastel. Son mansiones, palacios, templos al mal gusto bañados en oro y pagados con el dinero de todos.

lunes, 17 de febrero de 2014

Todo por la pureza genética




He tenido que leerlo dos veces para creérmelo. Incluso comprobé que no me encontraba en una macabra web que difunde  bromas pesadas, que las hay. El síndrome del folio en blanco, que le lleva a uno a tener que dar vueltas y vueltas por diferentes lugares de la Red hasta encontrar un tema que comentar con ustedes, a veces depara gratas sorpresas, y en otras ocasiones el descubrimiento de hechos que revuelven el estómago. Hoy es un día de estos últimos. Se me ha venido a la mente la graciosa jirafa protagonista de la película Madagascar, enamorada de la hipopótamo que también forma parte de la pandilla. He pensado en los niños que asistieron al espectáculo… Se lo cuento.

domingo, 9 de febrero de 2014

Hacen historia los que se atreven a desafiarla




Hay personas únicas que llegan a esa condición sin esfuerzo. Simplemente son así, y si no lo fuesen habría que inventarlas. Sostienen sobre sus hombros pesos que para otros serían inimaginables, como las miradas de un país entero frustrado por la debacle. Es en esos momentos, cuando los que creías amigos no llaman y la soledad es protagonista, en los que personajes de este calado se crecen ante la adversidad para tomar las riendas, adoptar decisiones y cambiar el rumbo de la historia. Quizá solo haya dos actividades propicias para estos episodios: la política, y el fútbol.

miércoles, 29 de enero de 2014

Los cobardes de Srebrenica






Durante la guerra que asoló la antigua Yugoslavia se sucedieron las atrocidades cometidas por fanáticos de todos los bandos. Bosnios musulmanes, serbios y croatas se empeñaron a fondo para eliminar al contrario, mientras se desintegraba el sueño de Tito y se forjaban nuevas naciones. Europa, como casi siempre, no quiso saber nada del conflicto hasta que la sangre llegó al Adriático, y entonces ya era demasiado parte.

La ciudad de Srebrenica, sitiada durante la guerra por los serbios del Ejército de la República Srpska, al mando del cual se encontraba el general Ratko Mladić, da fe de la incapacidad de Europa y sus aliados para detener la barbarie que se desató en nuestro continente. Declarada zona segura por la ONU, la ciudad estaba bajo la protección de 400 cascos azules holandeses. Poca cosa para Mladić, y su líder político, Radovan Karadzic. Tras comprobar que los holandeses, sin apoyo aéreo ni refuerzos, no les harían frente, entraron en la ciudad para proceder con su tristemente famosa limpieza étnica. El resultado fueron 8.000 muertos, varones en su inmensa mayoría, separados de las mujeres ante los ojos de las tropas holandesas. Fue la peor masacre en suelo europeo desde que los nazis dominaban Europa.