martes, 9 de diciembre de 2014

Un par de herramientas para detectar seguidores falsos o inactivos en una cuenta de Twitter

No se alarmen ante los resultados. Hay una crifra habitual entre las cuentas con muchos seguidores, ronda el 10%, de fakes o seguidores falsos, dudosos... llámenlos como quieran. No forma parte de ninguna campaña del dueño de la cuenta para aumentar su reputación al exhibir músculo en número de followers, ni de conspiraciones varias. Simplemente es un flujo habitual determinado por los seguimientos que esas cuentas zombie hacen a otras con muchos seguidores o de personajes famosos. Ahora, eso no quiere decir que las malas prácticas no existan, y algunos compren seguidores al peso. Existen algunas herramientas que nos permiten diagnosticar tanto nuestra cuenta de Twitter como otras (de la competencia, por ejemplo), para comprobar esos niveles de seguidores que no nos aportan nada, y si estos se disparan tomar medidas drásticas (en otra entrada lo comentaremos).














Nos ofrece los sospechosos de ser cuentas zombie o robots que simplemente realizan tuits de forma automática para ganar seguidores, por ejemplo. También los seguidores inactivos (cuidado con estos, ya que hay gente que solo escucha y no emite) y aquellos que ofrecen un buen perfil. Tiene un límite gratuito para rastrear 10 cuentas al día.




“TwitterAudit recopila información pública de una muestra de 5.000 seguidores de tu cuenta y usa un algoritmo especial de puntuación para estimar cuántos usuarios son reales y cuántos son inactivos o posiblemente falsos”, le comentaba David Caplan, el creador de la herramienta, a El Huffintog Post. Nos ofrece la cifra de los que considera fakes y además también aporta algunas métricas sobre la calidad de nuestros seguidores.


Los diferentes servicios aplican distintas metodologías, por lo que las cifras varían de unos a otros. Incluso hay una herramienta en particular que dispara las cifras de seguidores dudosos respecto a los resultados que obtenenos con otras herramientas. Seguramente quede bien para alguna estrategia de demolición del adversario, pero preferimos los que se mantienen en una media que consideramos coherente.



martes, 14 de octubre de 2014

Tormenta sobre Madrid el pasado 11 de octubre

Algunas de las fotos que hice de la tormenta que descargó sobre Madrid el pasado día 11 de octubre.







Y el vídeo que emitieron los informativos de laSexta y Tele 5, grabado con un Iphone 6.


Las tormentas tienen algo, no sé, pero no puedo evitar salir con las cámaras cada vez que se acerca una. Y eso que corres el riesto de cargar con una buena descarga de agua, por no hablar de la eléctrica.

 

sábado, 6 de septiembre de 2014

Una buena venta






El reloj tronaba como una banda de tambores de Semana Santa. Levantarse le parecía un reto difícil de asumir desde hacía bastante tiempo. La cama era un refugio seguro y caliente, y renunciar a él se convertía en una tortura. Cada día se despertaba al lado de una extraña, aunque sabía que estaba junto a la misma persona que antaño le regaló algunos minutos de felicidad. En la oscuridad que proporcionaba un amanecer todavía lejano, repasaba mentalmente y sin asomo de arrepentimiento los momentos que le habían llevado a convertirse en alguien que no soportaba. Dentro de poco tendría que abandonar su fortaleza a ese lado del catre, y enfrentarse a un mundo que despreciaba porque no valoraba su talento en la justa magnitud. El frío suelo que tocaron sus plantas de los pies fue como una flagelación que se impuso para tratar de desterrar de su cabeza algo de negatividad y poder afrontar así otro día de mierda. No le proporcionaba ningún alivio pensar que había otros en peor situación que él. Necesitaba que fuesen más para mitigar ese fuego que le quemaba cada gramo de humanidad que le quedaba. Después de devolver a la tierra lo que era suyo, tuvo que asumir que no tenía más remedio que enfrentar con aplomo lo que llegaba. El espejo era un enemigo terco y sincero. Siempre decía la verdad. Levantó la cabeza y allí encontró de nuevo a ese personaje amargado y prematuramente viejo. Mirándolo a los ojos preguntó la razón de su desgracia. Tú no tienes alma, respondió la figura al otro lado. Después de lavarse la cara y vestirse, sin que el agua rozase ninguna otra parte de su cuerpo, salió a la calle con un Marlboro  sin encender en la boca y poca prisa. Ya sabía que no tenía alma. Aquella decisión la tomó sin dudar un minuto. Hatajo de imbéciles ¿Acaso alguno habría encontrado un precio mejor por la suya?

 

lunes, 11 de agosto de 2014

lunes, 2 de junio de 2014

El deber y la tentación




Desde arriba siempre debería sentirse vértigo. El miedo a la caída y la inevitable entrevista con el suelo donde esperan aquellos que te auparon a los cielos. Ese vértigo tendría que ser un seguro. El tope que garantiza habitar siempre en los terrenos de la cordura. Lamentablemente la altura produce efectos extraños en la mayoría. Daríamos mucho por saber si son solo cambios, o realmente sacan el verdadero yo del que asciende la cumbre.

sábado, 24 de mayo de 2014

Tendremos que votar...



Habrá que acercarse hasta el colegio electoral y cumplir con el ritual de depositar la papeleta en la urna. Una vez más. Creo que nunca he dejado de hacerlo desde que puedo ejercer el derecho. Porque se trata de un derecho. No una obligación, ni un mal momento por el que no queda más remedio que pasar. Todavía existen lugares en este planeta en los que votar es una ilusión. Algo por lo que se lucha y muere. En nuestro país, y en otros muchos, el coste para que dentro de tres días podamos elegir ha sido muy importante. Un camino duro y largo. Muchos no llegaron a ver este final,  así que demos la importancia que tiene a este acto que cada cierto tiempo cambia nuestra rutina del domingo. No lo tomemos a la ligera.

jueves, 15 de mayo de 2014

La Realpolitik y la frontera espacial



Rusia pasa de la Estación Espacial Internacional. La obra maestra de la ingeniería humana, que recorre el cielo 400 kilómetros por encima de nuestras cabezas, tenía prevista su vida útil hasta el año 2020. Estados Unidos ha dicho que pretende alargar los trabajos en órbita cuatro años más, pero los rusos no están por la labor. Puede que no tenga nada que ver con Ucrania, ni con este nuevo episodio de Guerra Fría al que asistimos. Seguramente las causas sean económicas, y el gigante ruso de antaño sea ahora más pequeño, y no le llegue el dinero para fiestas espaciales. Es extraño, porque sí hay cuartos para el aumentar el gasto en armamento que vuelven a pasear por la Plaza Roja. Como en los viejos tiempos. ¿Añorados tiempos?

miércoles, 7 de mayo de 2014

Al fútbol se juega con el balón



Hace unos días me lo prometí. No escribiría esta columna en caliente. Dejaría pasar el tiempo para poder ver con perspectiva todo lo ocurrido y, sobre todo, las cosas que se decían. Porque no hay nada más cierto que el Real Madrid le pegó un baño al Bayern de Munich, y le dejó cuatro goles para el recuerdo en su casa bávara. Los pupilos de Pep Guardiola no tuvieron su noche, y los de Carlo Ancelotti hicieron un gran partido. Todos de acuerdo.

Pero, como siempre en nuestro país, si no se lincha a alguien la fiesta no es completa. El pueblo pide sangre. Guardiola pasó a ser el blanco de todas las críticas ácidas, que casualmente no venían de los cabreados aficionados alemanes, sino de felices hinchas merengues. La celebración de la victoria pasaba a un segundo plano. Nadie se detenía en la reivindicación de los vencedores, desde la portería para arriba. Un tipo educado, aparentemente culto, que habla varios idiomas, era objeto de todo tipo de burlas e incluso insultos. ¡Pero no solo eso! El sistema de juego, con el que el F.C Barcelona ha hecho lo que ha querido en España, Europa y el mundo durante los últimos años, era más denostado que el propio entrenador. “Sin la posesión os hemos metido cuatro”, decía alguien, sin darse cuenta de que con la posesión el estadio Santiago Bernabéu había sido testigo de los mayores ridículos del Real Madrid frente al Barcelona, llevándose hasta cinco y seis goles en la mochila camino del vestuario. De nada valía la enorme victoria en Alemania. Las cuentas pendientes son más importantes.