domingo, 30 de diciembre de 2007

Víctimas olvidadas

Parece mentira. Mira que se habla a diario de las víctimas del terrorismo, de sus problemas, de sus peticiones, de sus opiniones. Todos los partidos les apoyan, les muestran su cariño mientras tratan de que las declaraciones de algún dirigente de estos colectivos les favorezca en su cruzada electoral. Pero, como todo en la vida, hay víctimas y víctimas. No puedo reprimir la vergüenza que he sentido, como ciudadano de este país, al ver llegar solos a la T4, sin ningún tipo de ayuda, a los familiares de Carlos Alonso Palate para rendirle un sentido homenaje en el lugar en el que encontró la muerte. Yo estaba trabajando, en este caso para la televisión balear, y resultaba vergonzoso y doloroso seguir el solitario periplo por Madrid de estas víctimas del terrorismo. Cuatro horas en autobús desde Valencia y casi otra más en Metro desde la estación de Méndez Álvaro a la T4. Ningún representante de instituciones publicas o de asociaciones de víctimas les acompañó en el primer aniversario del asesinato de su ser querido. Parecen otros tiempos. Dentro de poco volverán los mismos de siempre a querer apropiarse de la representación legítima de las víctimas. No será de éstas. Qué vergüenza.
Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers