viernes, 25 de julio de 2008

Cataluña is different

Al menos en Google Earth. Vista desde la herramienta que el gigante de Internet ha puesto en nuestras manos para que disfrutemos a vista de pájaro de todo el mundo conocido, Cataluña es diferente. Al resto de España, se entiende. Más de uno se habrá llevado un susto, cuando al observar en la pantalla cómo el suave movimiento del programa nos va acercando desde el espacio exterior hasta nuestra querida piel de toro, puede verse con toda nitidez que un pedazo de nuestra patria no parece serlo, y su textura y color no son los mismos que bañan, por ejemplo, la ribera del Carrión. ¿Habrá logrado por fin Carod-Rovira su objetivo, sin “consultas populares” ni cajas de zapatos por urnas? La congoja con la que varios comentaristas habituales de la red se han tomado la cuestión no merece hacernos perder nuestro preciado tiempo ya que, para disgusto de muchos, nada tiene que ver con la política la imagen que observo en mi ordenador portátil. Resulta que Google usa fotografías obtenidas por satélite de diferentes proveedores, y en el caso que nos ocupa han sido suministradas por el Institut Cartografic de Catalunya. Los responsables de esta institución han explicado que tienen cartografiada toda la comunidad con fotografías tomadas desde avionetas, mientras que el resto se obtienen de diferentes aparatos que circunvalan nuestro planeta desde el espacio. El tratamiento posterior, para eliminar nubes y otras imperfecciones, hace que Cataluña aparezca como un ente diferenciado en el contexto de la península ibérica. Pese a los agrios debates en algunos foros de la red, lo cierto es que las fotos que el instituto catalán ha facilitado son diferentes, sí, pero no superan en resolución a las que se pueden visionar de zonas como Madrid o Bilbao. En conjunto, gana el mundo rural de la comunidad catalana, cuya visión está mucho más trabajada que la de nuestra tierra. Siempre hay excepciones, y municipios como Villamuriel disfrutan de privilegios, contabilizados en píxeles, que todavía no han llegado a la capital palentina. Tiempo al tiempo. Puede que Google también necesite un ligero empujón y haya que hacerse notar en las oficinas madrileñas de la empresa californiana. Google Earth no es sólo un programa para disfrutar. Se trata de una oportunidad de oro para promocionar nuestras virtudes turísticas a los ojos de millones de internautas de todo el mundo, más allá de las diferencias técnicas que tengan unas regiones con otras.


Columna publicada en la edición impresa de Diario Palentino el día 26 de Julio de 2008


Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers