sábado, 30 de agosto de 2008

La tragedia en la red

Miércoles 20 de agosto, Ibiza. Acabamos de aterrizar en la isla. Hemos volado desde el aeropuerto de Barajas, con Spanair, en un MD-82 rotulado con la imagen de Star Alliance. Justo al entrar en el hotel, una manía, enciendo la televisión. Observo lo habitual en las cadenas nacionales, un par de canales de deportes emiten los juegos olímpicos… pero hay una imagen inquietante. Sky News, cadena de noticias británica, ofrece una conexión en directo desde el aeropuerto madrileño. Se observa una columna de humo y el texto no deja lugar a dudas: ha ocurrido un accidente. Más tarde se sabrá que entre los fallecidos hay palentinos cuyo destino estaba marcado con las letras y números del vuelo Spanair JKK5022. En los primeros momentos de estupefacción, la confusión de cifras y datos se trasladó a Internet, donde sólo unos pocos pronosticaban la auténtica tragedia que se había producido. El diario El Mundo, por ejemplo, en su edición en la red, cifraba el número de fallecidos en más de 100, cuando el dato en Televisión Española era de 7. Incluso se llegaron a escuchar, en diversos foros, críticas al rotativo, al no fiarse muchos de la información que proporcionaba. De aquellos polvos… El paso de las horas fue haciendo realidad lo que la mayoría nos temíamos, y dejó corta cualquier previsión anterior sobre la magnitud del desastre. Internet volvió a ser protagonista del día, no sólo por la difusión periodística del hecho, sino por los miles de conversaciones entre internautas que se generaron durante aquellos momentos. Un ejemplo de la perfecta convivencia entre eso que se ha dado en llamar periodismo ciudadano y la prensa tradicional lo dieron los cazadores de aviones, fotógrafos aficionados a capturar con sus cámaras las aeronaves parapetados en los aledaños de las pistas. Su trabajo de aquel día no desmerece junto a las galerías de fotos publicadas por los profesionales de El País o ABC. La red volvió a ser reflejo de la realidad. La web 2.0 fue un perfecto complemento informativo para aquellos que buscaban saber un poco más, y para los que huían de ciertas prácticas sensacionalistas puestas en marcha por muchos que se autodenominan periodistas. Al menos por el momento, esa voracidad de sentimientos de dolor no ha llegado a la red de redes. Dejémoslo estar, sólo por hoy. Otro día tocará poner a cada uno en su sitio.
Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers