sábado, 25 de octubre de 2008

Anónimos

Ya hemos comentado en este mismo espacio las enormes posibilidades para participar, para ser parte de la conversación, que otorga la web 2.0. Hace tiempo que la creación de contenidos dejó de ser un coto privado, más relacionado con la capacidad económica que con la facultad de aportar, para convertirse en una labor de la que todos podemos formar parte. Buena prueba de ello son los blogs y, en una segunda vuelta de tuerca, los comentarios que en ellos se producen para debatir sobre los artículos. Estos comentarios suelen ser, en muchas ocasiones, casi tan seguidos como los propios textos de la bitácora, y provocan que fidelidad y audiencia crezcan de forma exponencial. Los comentarios aportan visiones distintas al artículo original, lo completan y retuercen, profundizando más en cualquier tema o análisis. Son ejemplos de como la conversación en la red aporta conocimiento y mueve a la participación... aunque siempre hay un lado oscuro. La posibilidad que muchos blogs ofrecen para insertar comentarios sin que se conozca la identidad del usuario es una opción lógica para garantizar que todo el que participa lo haga cómodo y sin necesidad de implicarse más de lo que desea. La parte cutre de todo esto, es que ha sido aprovechado por quienes pretenden destrozar los debates y reventar los foros de opinión, realizando comentarios plagados de insultos. El único objetivo de estas actitudes es desmoralizar a los que participan, creando una imagen negativa de la Blogosfera Palentina. Son intentos por anular los nuevos canales de comunicación, una vez que han comprobado la imposibilidad de controlarlos. Esta visión retrógrada de Internet, basada más en postulados de hace décadas que en un futuro basado en la aportación y participación de los ciudadanos en la toma de decisiones, choca día a día con la terca realidad. No se puede poner puertas al campo. Los intentos por desprestigiar en Palencia algo que ya es imparable en todo el mundo sólo retratan al que lo pretende. Parece que algún interesado desease que Palencia vuelva a perder otro tren. Por el contrario, lo que todos queremos es que nuestra provincia avance al mismo ritmo que el resto de España y, para ello, los que tienen el poder deberán fomentar que cada día más palentinos se acerquen a Internet para ofrecernos su visión de la realidad. Los anónimos agitadores tendrán la reprobación pública que se merecen, y dentro de poco no serán más relevantes que el zumbido de una errante mosca en medio de un mar de conversaciones inteligentes.



Publicado en la edición impresa de Diario Palentino el sábado 25 de Octubre de 2008
Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers