miércoles, 19 de noviembre de 2008

Tolerancia cero

En unas declaraciones concedidas a Elpuntoes de ABC, Enrique Dans, uno de los gurús de la Internet española, se despacha a gusto contra lo que considera "un país de hijos de puta con mucho tiempo libre". Se refiere a todos aquellos que acuden a los blogs y foros no para conversar, sino para reventar los debates y dedicarse a verter basura sobre todo y todos. Aunque me parece un exceso verbal, no es de lo que quiero hablar. Dans decidió hace poco moderar los comentarios de su blog personal, cansado de aguantar las iras y frustraciones que en ellos depositaban muchos de los que pasaban por su bitácora. "Debí hacer caso de las alertas tempranas, de las que me decían que ya ni mi mujer ni algunos de mis amigos se metían a leer los comentarios, porque les resultaban profundamente desagradables", afirma Dans. Y es que este tema de los comentarios, de los anónimos cabreados a los que se permite la participación sin ningún tipo de control, va camino de convertirse en fijo para los próximos meses. Si la web 2.0 es más un asunto de valores que tecnológico, deberíamos tener claro que la moderación no es censura previa. Se corre el riesgo de espantar a todo aquel nuevo usuario que se acerque a lo 2.0 y se encuentre con foros en los que priman el insulto y la difamación sistemática, por no hablar del desencanto general entre los que participan revelando su identidad y son el blanco de trolls que critican hasta la esencia misma de su profesión sin dar la cara. La tolerancia cero, sin brindis al sol hablando de la libertad de expresión, tiene que ser prioritaria en todo aquel que gestione un blog o foro abierto. Los que permitan auténticos basureros de opinión en la red al final encontrarán la soledad, ya que la inmensa mayoría de los que pretendemos mantener una conversación recalaremos en lugares donde ésta sea posible dentro de unos parámetros de educación y respeto. Manuel Rico, periodista de Público que acaba de sacar a la luz el blog "Trinchera Digital", lo dice bien claro; su blog "pretende ser un espacio limpio" y para ello "el precio a pagar por la tolerancia cero con los trolls parece razonable: que los comentarios sensatos pueden tardar algún tiempo en ser publicados". Los medios de comunicación, con sus nuevas plataformas abiertas a la participación, deberán también cuidar de sus áreas de comentarios, ya que forman parte de la publicación al igual que el resto del contenido. Asumir el coste de un control exhaustivo de lo que los usuarios publican no es un tema secundario, ya que en la apariencia de un comentario bien construido, sin mayúsculas ni insultos a primera vista, puede esconderse una tremenda acusación falsa contra cualquier persona. No sirve un control básico, sino una verdadera estrategia exclusiva, fundamentada en unas reglas de obligado cumplimiento para todos aquellos que participen. Sólo de esta manera lograremos evitar que los que no creen en la confrontación de ideas desde la serenidad y la argumentación revienten los nuevos espacios para el debate en la red.

También en Soitu.es





Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers