miércoles, 4 de febrero de 2009

Los hombres de hielo

El PP se encuentra en el ojo del huracán. Es decir, en medio de un fenómeno de convulsiones internas sin precedentes y, como nos dicen los físicos y los meteorólogos, es en el llamado ojo donde reina una falsa calma; la que precede al retorno del agua, de los vientos, los rayos y los truenos. Así que esta reclamación hecha por el líder nacional para que el PP abandone el “ombliguismo” es más un brindis a la tormenta perfecta o a la ciclogénesis explosiva, tan de moda, que a la razón partidista de los afectados por sus escándalos. La política se encuentra afectada por los ciclos. No sólo el capitalismo sucumbe periódicamente en un agujero que detiene el crecimiento económico. Las fuerzas políticas, cuando llevan un tiempo prolongado en el poder, tienden a la autodestrucción, porque los partidos políticos, al igual que las personas, sienten envidias, complejos, angustias y aburrimientos. Hubo un tiempo en el que Felipe parecía aburrido del poder —más de veinte años al frente del PSOE son muchos— y en Madrid el conflicto de la FSM se inició cuando los socialistas madrileños controlaban todas las administraciones políticas importantes. El ciclo se agota y se descubren, entonces, los defectos que tiene el de al lado hasta encontrarlos insoportables.

Rafael García Rico


Artículo completo en Cambio 16
Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers