viernes, 19 de junio de 2009

La web social contra el terrorismo

Comienzo a escribir estas líneas cuando hace menos de una hora que los terroristas de ETA han asesinado en Bilbao al policía Eduardo Pueyes. Un trabajador de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que se dedicaba precisamente a protegernos de la barbarie que desde hace décadas azota nuestro país. Otro más. No por repetirlo pierde vigencia: no conseguirán nada de esta sociedad. Todos acabarán en la cárcel, más pronto o más tarde. Les espera la celda.

En algo que ya me ocurre con cierta frecuencia; he vuelto a enterarme de la noticia a través de Twitter, a pesar de tener puesta la radio y encendida la televisión con un canal que ofrece noticias durante todo el día. La primera imagen del suceso estaba en Twitpic, la herramienta para compartir fotografías en Twitter. De la instantánea se han hecho eco incluso algunos medios de comunicación. Las imágenes que ofrece la televisión son de cámaras caseras, recogidas desde edificios cercanos al lugar de la explosión. Estas nuevas formas de comunicación están permitiendo que la información llegue a los ciudadanos de una forma más rápida, gracias a la distribución libre en las redes sociales, a la que contribuyen miles de personas. La investigación nos permitirá conocer más datos, pero la inmediatez comienza a ser cosa de la web 2.0.

Las elecciones de Irán también han permitido observar el potencial de la web social en toda su plenitud. Facebook, Twitter... todo se ha teñido de verde, incluso en nuestro país, para apoyar la demanda de la oposición y que se repitan las elecciones. Unos comicios con un olor a podrido que puede detectarse desde sitios tan lejanos a la tierra de los persas como España. Gracias a las redes sociales hemos podido conocer las denuncias, ver las imágenes de las concentraciones populares en apoyo a los líderes contrarios a Mahmud Ahmadineyad, apoyar sus demandas... Mientras todo eso pasaba, las autoridades ponían trabas al trabajo de los corresponsales extranjeros, prácticamente retenidos en sus hoteles. El tirano siempre quiere esconder la verdad. Ahora ya no puede.

La tiranía que los terroristas pretenden instaurar en Euskadi es contestada desde todos los ámbitos. Sus atentados se convierten en expresiones de solidaridad, indignación y fortaleza común ante el chantaje. La red dice "Eta No, Eta Ez" con cada imagen de perfil, en cada post. La traducción de nuestro dolor es la protesta. Nuestra ekintza, la solidaridad con la familia de la víctima. La reacción, ofrecer a los bárbaros nuestra más radical indiferencia.La absoluta soledad.

Publicado en | Diario Palentino. Edición Impresa | Lasideas.es


Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers