miércoles, 8 de julio de 2009

Abajo el mito

Durante mucho tiempo, quizá demasiado, se ha extendido la sensación de que los adolescentes recorren Internet sin ser conscientes de los peligros que en la red pueden estar acechándoles. Se habla de las graves consecuencias que para su seguridad, y la privacidad de los contenidos que comparten, supone el hecho de que lo hagan sin tomar la más mínima precaución. Expuestos, indefensos, a la espera de la llegada de cualquier desalmado con un ordenador personal y ganas de hacer daño. Pues no es así. El estudio que esta semana presentaba en Madrid la Universidad Camilo José Cela demuestra que más del 70% de los adolescentes que cursan sus estudios entre primero y cuarto de la ESO toman medidas de seguridad para proteger sus privacidad en Internet. Las redes sociales, entre las que eligen Tuenti por abrumadora mayoría, se han convertido en la prolongación digital de su vida social, sin que por ello hayan renunciado a verse cara a cara, ya que casi todos los consultados - más de mil - prefieren salir con sus amigos como primera opción de ocio.

La primera generación de nativos digitales ha nacido con la sociedad de la información. Para ellos no existe la expresión "nuevas tecnologías". ¿Nuevas? Ellos no conocen lo anterior. Manejan con naturalidad lo que a muchos les supone una tortura. No han tenido que adaptarse ni hacer ninguna migración, y utilizan los recursos que la red pone a su disposición de una manera que, en muchas ocasiones, supera incluso a las propias empresas prestadoras de los servicios.

El miedo a lo desconocido siempre complica las cosas. Lo que pasa en la red social que utilizan los hijos sigue siendo un oscuro misterio para muchos padres, como también es un arcano lo que hacen cuando salen de casa. Nada nuevo. Han cambiado las herramientas, el momento, pero la relación y las soluciones siguen siendo las mismas. No hay nada que no pueda mejorar con grandes dosis de sentido común rematadas a base de mucho diálogo. Ver Internet como un oscuro agujero de peligros y maldades sólo provocará desconfianza, además de no corresponderse con la verdad. En la realidad que vivimos, siete de cada diez alumnos utilizan ya las redes sociales a diario, de forma madura y adecuada a sus horarios. No le restan tiempo al estudio; los que más aprueban son los que más las utilizan. Revelador. Mientras las chicas se inclinan por las redes sociales, los chicos son más partidarios de los juegos online y la consola cuando se conectan a Internet. Lo que yo les decía... nada nuevo.


Publicado en | Diario Palentino. Edición Impresa | Lasideas.es

Descargar el estudio sobre las redes sociales y los adolescentes
Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers