jueves, 9 de julio de 2009

La era de la nube

Se venían buscando desde hace tiempo, con pequeños amagos y avisos todavía tímidos, pero no ha tardado mucho en asomar el famoso fantasma de la competencia descarnada, ése al que los más radicales liberales rinden pleitesía como si de la piedra filosofal se tratase. Al fin y al cabo, si esta economía mundial y nuestra ha sido diseñada a imagen y semejanza de la ley del más fuerte, lo que en los próximos meses harán Microsoft y Google simplemente será cumplir con el trámite. Sólo hay sitio para uno amigo; un monopolio, quiero decir.

Google, que ya avisó hace tiempo con el lanzamiento de su navegador Chrome, ha dado el salto que todos esperábamos con la creación de su primer gran sistema operativo. Con el mismo nombre, prometen que será mucho más rápido y ligero, sobre todo para usarlo en los portátiles más pequeños del mercado. La mayoría de sus componentes no estarán instalados en nuestro ordenador, y se nutrirá de la información albergada en la red. Microsoft, que dentro de poco pondrá a la venta el nuevo Windows 7, está amagando con un contraataque. La compañía que fundó Bill Gates, herida en su orgullo y amenazada la cartera, pretendería poner a disposición de nosotros, pobres mortales consumidores, la suite ofimática Office, creando algo parecido a Google Docs, uno de los productos estrella de los de California. Vamos, que no son precisamente campanas de boda - aunque sí para mi amiga Laura - lo que suena en las respectivas sedes de ambas empresas.

Google ha lanzado un ataque demoledor a la línea de flotación de Microsoft. Estamos ante algo más que competencia, ya que los conceptos sobre los que se asientan ambas posiciones son bastante distintos. Mientras los dueños de Windows siguen basando su modelo en el software propietario instalado físicamente en el ordenador, haciendo caja cobrando por las licencias, Google ha dado el salto lógico hacia un sistema basado en Internet y la creación colectiva de conocimiento. Todo lo que hacían apuntaba a este camino, y gracias a ello ahora ya tienen todo un catálogo de aplicaciones gratuitas que el nuevo sistema operativo podrá utilizar desde el primer día. Cargará más rápido, con toda probabilidad se colgará mucho menos y estaremos asistiendo a una evolución tan espectacular como necesaria. La mentalidad del PC ha quedado obsoleta, y también los modelos de negocio que nacieron con ella. Las ventanas se cierran, comienza el tiempo de las nubes.


Publicado en Diario Palentino. Edición impresa Lasideas.es

Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers