miércoles, 23 de diciembre de 2009

Tecnología sin alma

Tenía pendiente una visita al cine. La verdad es que hacía tiempo que no me veían por allí. No sé si las películas en cartelera de los últimos meses no me han emocionado, o porque dentro de poco sentarse en la butaca costará lo mismo que hacerlo en una barrera de Las Ventas. El caso es que llevaba meses sin pisar un cine. Al menos eso hay que reconocerle a la película de James Cameron: Avatar ha conseguido llevarme hasta el local.

El director quiere contar tantas cosas en esta película, que la conclusión final es ninguna. O todas. Es complicado saberlo. Aunque hay una que queda clara a los pocos minutos de comenzar la sesión: uno ya conoce el final. Muchos han comentado que el guión de Avatar es bastante simple, quizás demasiado para una película con sus aspiraciones. Eso es cierto. Pero el verdadero drama que subyace bajo las luchas de Pandora es que no hay una historia detrás. Si no se tiene nada que contar, es muy complicado escribir un buen guión y mucho más firmar una gran película.



Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers