martes, 2 de marzo de 2010

Jóvenes a precio de saldo

El concepto de mano de obra barata va camino de convertirse en ley en este país, retrocediendo un poco más en las conquistas sociales que nos permiten disfrutar de lo que en su día decidimos llamar Estado del bienestar. La cesión a las presiones del capitalismo más salvaje, ese cuyo desastre casi nos devuelve a la edad media hace menos de un año, va a terminar con la equiparación de los trabajadores españoles en materia de derechos con los de una fábrica de aparatos electrónicos de marca en Tailandia. Es lo que tiene esto de la globalización y la desaparición de las fronteras para el movimiento de los capitales; los países más potentes exportan su manera de hacer negocios, e importan de los más pobres el sueño de acabar con las prestaciones sociales y todo lo demás, finiquitando previamente la cotización. Y el que más chifle, capador. Menos mal que tenemos ahí a Octavio Granado. Ya podríamos haber globalizado la seguridad social, o la sanidad pública, pero no. Para qué alumbrar a los necesitados con ideas que los agitarían. Lo mismo incluso les da por crear un sindicato. Quita, quita.
Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers