sábado, 28 de agosto de 2010

Alemania trata de impedir que las empresas investiguen a sus trabajadores en las redes sociales

Hagamos un ejercicio de imaginación. Tras una noche de celebración – nada del otro mundo -, copas, música y exaltación de la amistad, nos despertamos con la habitual resaca fruto de la ingesta masiva de alcohol con diferentes calidades y un par de cajetillas de tabaco en el pecho. ¿Lo peor? No. El también habitual amigo pesado, con su cámara de fotos entre las manos, se pasó la noche realizando un reportaje exhaustivo sobre nuestras correrías. Hace un par de años, sin ir más lejos, la cosa hubiese quedado en el envío de las instantáneas a la lista de correo de los colegas, y en alguna que otra carcajada general tras comprobar el estado general de las cosas a altas horas de la madrugada, y el beso en la boca que le diste a esa drag queen en el momento cumbre de la noche. Eso sería hace dos años. Hoy, desde mucho antes de amanecer entre terribles sufrimientos, ese que se llama amigo ya ha colgado las fotos en Facebook o cualquier otra red social, poniendo la etiqueta correspondiente que te identifica como el autor del momentazo, para que toda tu comunidad de amigos, compañeros de trabajo y familiares puedan disfrutar y comentarlo a su vez con los suyos. Tocado, y hundido.

Desde hace tiempo, son muchas las empresas que, antes de contratar a un nuevo trabajador para incorporarlo a su organigrama, bucean por Google y las redes sociales para encontrar cualquier detalle que les haga replantearse una decisión que por méritos profesionales podría estar ya tomada a favor del candidato. Si la empresa tiene un carácter conservador, nuestra foto con la drag queen, que no hemos visto porque no abrimos a menudo nuestro perfil en Facebook, puede convertirse en la sentencia definitiva para seguir engrosando la lista del paro. En el mismo orden de cosas, la investigación a los empleados que ya forman parte de la plantilla para descubrir actividades no gratas para la empresa también se ha convertido en algo habitual, y fuente de disgustos para muchos.



Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers