lunes, 20 de diciembre de 2010

Derechos y películas para todos

La Ley Sinde, conocida así por su impulsora, la Ministra de Cultura Ángeles González Sinde,  vuelve a nuestras vidas. Para ser exactos, la Ley de Economía Sostenible, que el próximo martes tendrá que pasar el examen definitivo en el Congreso de los Diputados antes de ser aprobada, o no. Uno de los puntos más polémicos de la ley, que motivó el movimiento de protesta generado alrededor del famoso #manifiesto, es la creación de una comisión en el Ministerio de Cultura que determinará el cierre de una página web si se llega a la conclusión de que ésta vulnera la propiedad intelectual. Esta decisión estará vigilada por la Sala de lo Contencioso-Administrativa de la Audiencia Nacional, que determinará en un plazo de cuatro días si la denuncia se ajusta a derecho. Desde el principio el texto de la ley fue duramente contestado en la Red, aunque diversos cambios introducidos tras las primeras movilizaciones hicieron que estas se volviesen menos multitudinarias.

Ayer domingo, las páginas web más importantes desde las que pueden descargarse películas y series de televisión de forma gratuita decidieron bajar la persiana para protestar por la hipotética aprobación de la ley. Seriesyonkis o Cinetube, dos de las más conocidas, mostraban un fondo negro con el siguiente mensaje: “Si se aprueba la Ley Sinde, esta página desaparecerá. Internet será una tele más, al servicio del poder. Por la libertad de expresión en la Red. No a la censura. No a la Ley Sinde. No al cierre de webs“. En realidad, más que un alegato contra la censura o favor de la libertad de expresión, lo que reivindican estas páginas es el derecho a enlazar desde su sitio a terceros que albergan las películas y series anheladas por los usuarios. Desde la web que sirve de núcleo a la protesta, 
www.noalcierredewebs.com , se avisa sobre las llamadas de atención que habría recibido el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero para aprobar esta ley. “La embajada de Estados Unidos ha presionado a nuestro gobierno para aprobarla, pisoteando nuestra soberanía nacional“, aseguran, información que puede consultarse entre la desvelada por el diario El País gracias a los cables diplomáticos conseguidos por Wikileaks. “La Ley Sinde es una tijera que permite cortar los hilos que mantienen viva Internet, una red que debe seguir siendo libre y neutral, como instrumento de progreso, paz y libertad“, concluyen antes de disculparse ante los usuarios por haberles “estropeado este domingo, pero lo hacemos –dicen– para que puedas disfrutar en libertad del resto de tus domingos“.




Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers