jueves, 28 de abril de 2011

Patriotismo a tiempo parcial

Desde el momento en que se aprobó en nuestro país un engendro legislativo del calibre de la Ley de Partidos, por mucho bien que haya hecho sacando fuera de las instituciones a los que apoyaban la violencia, su fecha de caducidad estaba tan clara como sus múltiples vías de agua. Bildu ha condenado la violencia terrorista, y su planteamiento asume con naturalidad las vías democráticas para la consecución de los objetivos políticos, independencia incluida. Sus listas están integradas, salvo error garrafal, por personas que no han tenido nada que ver, políticamente y penalmente hablando, con las versiones de Batasuna que han intentado presentarse a las elecciones en el pasado reciente. Sabíamos que esto pasaría, que sólo era cuestión de tiempo. La izquierna independentista, que todavía acumula un importante apoyo popular en el País Vasco aunque no tenga una formación política de referencia desde hace años, volvería a los ayuntamientos y diputaciones forales, igual que volverá al Parlamento Vasco. Hacer otra lectura, imaginar otra cosa, es engañar a los ciudadanos en un asunto que corroe las tripas de toda persona de bien, pero que no podemos evitar si queremos seguir considerándonos un país democrático. Con todas las letras.



Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers