miércoles, 18 de mayo de 2011

La vida secreta de las camareras de hotel

Cuando alguien sobrepasa los límites de lo tolerable para que le dejen escribir en un periódico, el derrape neuronal suele ser la constante que marca todos y cada uno de sus textos. Quién sabe si es ésta la única forma que tiene el escritor de que alguien lea lo que expulsa a través del teclado, y si los usuarios únicos llegados a través de los enlaces de la indignación mueven la maquinaria de la edición digital del diario anfitrión. El caso es que Salvador Sostres se ha convertido en un paradigmático caso de columnista rayado, empeñado en parecerse a Reverte en eso de dar candela a todos con gracia, pero con la décima parte de talento, siendo benévolo en el análisis. Para Sostres, las camareras de los hoteles tienen una vida secreta. No son trabajadoras honradas que curran mil horas para llevar un sueldo digno a casa. En realidad, en la descripción que la pluma del columnista de El Mundo hace de ellas, se trata de sibilinas buscadoras de hombres solteros con alto poder adquisitivo. Realiza un pormenorizado análisis de los dos tipos de camarera cazadora – también dice que algunas son buenas -, para terminar concluyendo que están las que diréctamente se prostituyen informando del precio por sus servicios con carácter previo al acto carnal, y las que tras realizarlo amenazan con denunciarte por violación. Otra vez, ese Sostres ilustrado y viajado llega a las páginas del periódico para avisarnos, como si de una completa guía se tratase, de los riesgos que nos acechan cuando alguien entra a cambiar las sábanas de nuestra habitación en un hotel cualquiera del mundo. Una nueva clase de depredador, que se esconde tras el carro de las toallas con el oscuro objetivo de quedarse con nuestro patrimonio. Qué sencillo es escribir una columna, haciendo genuflexiones a la calumnia.



Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers