sábado, 2 de julio de 2011

A los franceses no les gusta Alberto Contador, están cansados de Rafa Nadal, y la culpa es de Miguel Indurain

Tiene que ser muy complicado ser francés y aficionado a determinados deportes. Tener en propiedad y sacar pecho de tu Roland Garros y el Tour de Francia, orgullo nacional y producto de marca reconocida a nivel mundial, estimula muy dentro esa actitud  patriótica que siempre han practicado nuestros vecinos del norte desde que sacaron la guillotina a la plaza para cambiar de régimen político. Cómo iban a esperar que los pobrecitos del sur – África comenzaba en los Pirineos – comenzasen a ganar sus torneos estrella sin pausa y con abrumadora superioridad, sin que nadie les hiciese sombra.

La cosa viene de hace unos años, y tiene un detonante. La humillación nacional a manos del enemigo siempre considerado inferior y atrasado. Se corría el Tour del año 1992, y Miguel Indurain comenzó su etapa contrarreloj seis minutos más tarde que la estrella francesa, el eterno guerrero irreverente Laurent Fignon. Seis minutos, la pausa para fumar un cigarro en el trabajo. Un mundo entre dos grandes del ciclismo. La crono perfecta. La mejor de todos los tiempos. Indurain terminaría doblando a Fignon y ganando la ronda gala, pero algo se partió en los corazones de los franceses. Besaba el barro su última gran estrella en decadencia. Le arrastraba a los infiernos del final de su carrera un español, un “extraterrestre“, como le bautizaron, que pasaría a la historia de este deporte. No contentos con esa escena terrible de la flecha con los colores del Banesto levantando los dorsales a la rubia estrella francesa, tendrían que soportar los cinco años de dominio total y absoluto de Indurain. No había mayor ofensa para los vecinos que recorrer el aeropuerto Charles de Gaulle al grito de “¡Indurain, Indurain, Indurain!“, y negaré haberlo hecho, incluso bajo tortura. Les teníamos ganas.




Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers