miércoles, 8 de febrero de 2012

La épica perdida del ciclismo

Hubo un tiempo en el que la radio nos acercaba las gestas de verdaderos titanes. Días de calor, en los que la televisión retransmitía verdaderas batallas que se ganaban con el esfuerzo, sufrimiento y agonía que supone afrontar la carretera cuando ésta se pone cuesta arriba. Momentos irrepetibles, en los que toda la parroquia del bar, con la miraba puesta en el cielo, estallaba en gritos de ánimo con el golpe de pedal que lanzaba al compatriota hacia la meta instalada donde el oxígeno escasea y sólo se baten los gigantes. Hubo un tiempo en el que el ciclismo era la esperanza contra el tedio de la canícula, y los chavales cogían sus bicicletas a las cinco de la tarde para emular a los héroes que acababan de coronar Alpe D`huez.


Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers