miércoles, 22 de febrero de 2012

Un iPad, Policía, Guardia Civil, el revisor y un tren hacia el norte

Viernes pasado. Mediodía. Estación de Chamartín en Madrid. Para los que vivimos pegados a un iPad, no tenerlo en la mano más de dos minutos crea una sensación de angustia en nuestro organismo que nos alerta de la anormalidad. Ese fue el tiempo que necesitó la persona que se llevó el mío. Montados, y con mal rollo, ya en el Alvia que nos llevaría a Palencia, recordé la aplicación que Apple integró en sus dispositivos para localizarlos en caso de pérdida o robo. Desde mi Iphone podía verse con toda claridad en Google Maps que el iPad no había salido de la estación. Bajamos rápidamente del tren, y nos dirigimos al área de atención al cliente, dónde con poca atención nos derivaron a la comisaría de policía que se encuentra en el recinto. Una vez allí, junto a los agentes, pudimos comprobar que el iPad se movía. Poco rato después llegamos a la conclusión de que el aparato viajaba en el mismo tren del que nos habíamos bajado, probablemente en la maleta de alguien. Pararía en Valladolid, Palencia, Torrelavega y Santander.






Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers