jueves, 22 de marzo de 2012

El rastro en Internet permitió llegar hasta el asesino confeso de Toulouse


Lo que ya no podremos saber nunca, o al menos por boca del criminal, es si de verdad se trataba de un lobo solitario o participaba de una cédula con más miembros. Mohamed Merah se lanzó al vacío por la ventana mientras disparaba a la unidad de élite de las fuerzas de seguridad francesas. Cinco pisos más abajo, Merah fallecía y se llevaba consigo mucha información que habría sido vital para la lucha antiterrorista. Con la intervención terminaron más de treinta horas de cerco policial, y una investigación a contrarreloj para localizar al asesino de tres soldados franceses (otro se encuentra muy grave) y otros tantos niños y un profesor en un colegio judío de la localidad. Fue precisamente la condición de este centro lo que en un principio hizo sospechar a muchos sobre una autoría de los crímenes ligada a elementos neonazis.









1 comentarios:

Anónimo dijo...

A este le tenían que haber pillado vivo y le que hubiesen hecho divertirse a base de bien en la cárcel. Con la pastilla dejabón.

Search

Recibe los nuevos artículos en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Seguidores

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batall...

Con la tecnología de Blogger.
Ver el perfil de Ion Antolin Llorente en LinkedIn