miércoles, 28 de marzo de 2012

Yo inventé Facebook




Todos somos Facebook o, mejor dicho, todos queremos ser los dueños de Facebook. Tener en propiedad una mínima parte de la red social es un escenario que a pocos nos amarga. Además de convertirte en un tipo 'cool' que no veas, tu patrimonio estaría a la altura de lo que se precisa para llevar una vida acomodada, que es como se llama en términos aceptables a vivir como un cura, con perdón. Por lo visto, desde que Marck Zuckerberg se puso a la faena para sacar adelante su proyecto - junto a sus socios, tal y como quedó claro tras un interesante pleito que terminó en cifras astronómicas y secretas - se ha convertido en deporte adjudicarse el mérito de parir una red social con más de 800 millones de usuarios, y subiendo. Decía que una vez Facebook salió a la Red y comenzó su meteórica carrera hacia el éxito, no han sido pocos los que han optado por la vía jurídica para hacerse con un pedacito de lo que creían suyo. Sólo ha faltado el que invitó a una cerveza al multimillonario más joven del mundo mientras trabajaba delante de la pantalla del ordenador, reivindicado su tajada por haber inspirado, gracias al alcohol patrocinado por su persona, los fundamentos del muro de Facebook. No hay que ser avaricioso. Lo que Harvard ha unido, que no lo separen los dólares.




Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers