miércoles, 18 de abril de 2012

El espacio privado y el sueño del presidente




“¿Por qué, se preguntarán algunos, elegimos la Luna? ¿Por qué la elegimos como nuestra meta? Y, tal vez, también se pregunten: ¿Por qué escalar la montaña más alta? ¿Por qué 35 años atrás volamos sobre el Atlántico? (..) Elegimos ir a la Luna, en esta década, no porque sea fácil, sino porque es difícil. Porque esta meta servirá para organizar y probar lo mejor de nuestras energías y habilidades”. John F. Kennedy expresó así el deseo de la humanidad por avanzar en el año 1962. Siete años después, Neil Armstrong pisaba nuestro satélite, y cumplía así el deseo y el legado de un Presidente asesinado, además de los anhelos de un mundo que necesitaba de estímulos más allá del temor latente a una guerra nuclear.








0 comentarios:

Search

Recibe los nuevos artículos en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Seguidores

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batall...

Con la tecnología de Blogger.
Ver el perfil de Ion Antolin Llorente en LinkedIn