miércoles, 25 de julio de 2012

El dictador VX




Puede que comience con un dolor en los ojos y visión borrosa. La tos y presión en el pecho, acompañados de una extraña confusión, mareos y vómitos, aparecerán al mismo tiempo. Al poco, las convulsiones nos llevarán a una parálisis aterradora, y nuestro destino estará sellado. El fallo respiratorio será el prólogo de la muerte, ignorantes de lo que nos ha ocurrido. No hemos visto, oído ni olido nada. Lo que nos ha matado no avisa.




Publicar un comentario

Search

En Directo

Recibe los nuevos artículos en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers

En Directo