miércoles, 12 de junio de 2013

La historia detenida



Los humanos somos seres curiosos por naturaleza. Nos fascinan las puertas cerradas y lo que se esconde a la vuelta de la esquina. El ansia por saber y conocer es lo que nos ha movido un metro para abrir una carta, o miles de kilómetros para recorrer el mundo. John F. Kennedy fijo su mirada en la Luna, cuando la Tierra vivía pendiente del holocausto nuclear. Años más tarde, un señor ponía un pie en el satélite para decir aquello del gran salto para la humanidad. Durante ese intervalo de tiempo, y a pesar de que la Guerra Fría estaba en su máximo apogeo y la muerte campaba a sus anchas gracias a conflictos derivados de la misma, al menos sabíamos que no estábamos abandonando esa curiosidad. Seguíamos a la altura de nuestros predecesores, aunque hiciésemos cosas terribles en nombre de la libertad. Pero eso es otra historia.


Columna completa en El Plural




Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers