miércoles, 24 de julio de 2013

El espía a tu lado


A veces parece que dejamos en paso hechos tan graves como el del espionaje gubernamental a nuestras comunicaciones porque, en el fondo, si pudiésemos, nosotros haríamos lo mismo. Internet es hoy algo tan grande porque hemos decidido libremente bajar nuestro umbral de privacidad. Compartimos, porque así lo decidimos, experiencias y todo tipo de conocimiento para que pueda servirle a los demás o por el mero hecho de hacerlo, sin más explicaciones. El asalto, ya sea por parte de un gobierno o del vecino, a nuestra esfera privada, la que no queremos compartir con nadie, es una violación que merece un castigo acorde a la gravedad del delito.







0 comentarios:

Search

Recibe los nuevos artículos en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Seguidores

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batall...

Con la tecnología de Blogger.
Ver el perfil de Ion Antolin Llorente en LinkedIn