miércoles, 13 de noviembre de 2013

Al otro lado del mundo





Nuestro lado del mundo tiene problemas muy serios. Nos quitan el sueño, en el mejor de los casos, porque en el peor condenan a la pobreza a familias enteras. Este lado, con todo, no es un mal sitio para vivir. Las cosas horribles, sobre todo las catástrofes naturales, siempre pasan al otro lado del planeta, y nos pillan tan lejos que siempre estamos pensando en otra cosa cuando ocurren.

Filipinas es hoy Haití, como antes lo fueron las zonas costeras de Tailandia tras el tsunami. La diferencia es que con el tiempo, y salvo las excepciones de siempre, comenzamos a olvidarnos de las tragedias antes incluso de que ocurran. Nada se hace para ayudar de forma rápida y contundente ante el azote de la naturaleza. El otro lado del mundo está muy lejos, y está lleno de pobres. Porque esto siempre les pasa a los que no tienen casi nada, y el desastre les quita todo. Aquí, que un día creímos que ya no podíamos tener más, y ahora penamos por volver cuanto antes al despilfarro, nos es suficiente con lamernos las heridas provocadas por nuestra mala cabeza. Nos quitamos la sandalia y lloramos por los Erasmus, mientras en esos sitios tan lejanos faltan tierra y manos para enterrar a la gente.





Publicar un comentario

Search

Recibe los nuevos capítulos de "Noches de poder" en tu correo electrónico

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Entrada destacada

Noches de Poder. Capítulo 1. Viernes, 11:00h

Llegó al hotel junto al resto de sus compañeros de la delegación. La mayoría eran viejos conocidos, con los que había mantenido batal...

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers